Gracias a la radiación solar como fuente de energía inagotable y gratuita, podemos generar calor utilizando la energía calorífica que esta radiación posee y así obtener A.C.S. (Agua Caliente Sanitaria), calefactar viviendas o climatizar piscinas.

Estos procesos se logran con el sencillo método de la exposición de unos paneles al sol, por los cuales se hace circular un fluido, el cual absorbe ese calor y lo transporta para acumularlo y utilizarlo cuando se necesite.

Dichos sistemas solares nos van a ayudar a satisfacer las necesidades energéticas en porcentajes que oscilan 60-80% en A.C.S., 30-40% en calefacción (suelo radiante) y 50-70% en piscinas. De esta forma conseguiremos ser menos dependientes de las energías convencionales (gas natural, gasoil,..) y más respetuosos con el medio ambiente.

Si está interesado, llámenos y estudiaremos la mejor opción para sus necesidades sin ningún compromiso ni gasto.